La Conselleria de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha concedido recientemente la autorización sanitaria de funcionamiento como Centro de Diagnóstico y Laboratorio de Análisis Clínico al Instituto Valenciano de Patología (IVP) de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir que finalmente se ubicará en las instalaciones de su Campus de Valencia-San Carlos Borromeo.

Ha culminado, de este modo, un proceso de un año de montaje y puesta en marcha del IVP, desde su creación en el seno de la Universidad Católica de Valencia, que ha invertido cerca de un millón de euros a tal efecto. “En esta época de crisis, me siento orgulloso de que la UCV haya hecho ese esfuerzo de inversión en la investigación y el diagnóstico de excelencia en Patología”, ha asegurado el Dr. Jerónimo Forteza, Director del IVP y Catedrático de Anatomía Patológica.

“A lo largo de este año el IVP ha cubierto una serie de fases. En primer lugar, de inversión, compra de material e instalación del mismo. Después, la de contratación del personal investigador, técnico y administrativo -un total de 7 personas-, y su reentrenamiento de cara a los nuevos objetivos. Hemos realizado el montaje de técnicas y empezado a diagnosticar para controlar la calidad de los propios diagnósticos”, ha relatado.

El Dr. Forteza ha señalado que el IVP también ha comenzado a actuar como “centro consultor”. “Finalmente, hemos identificado los objetivos en investigación, además de establecer los contactos necesarios con investigadores e instituciones para que hubiese las colaboraciones oportunas y la masa crítica imprescindible en la puesta en marcha de los proyectos de investigación, centrados en el cáncer, fundamentalmente”, ha especificado.

Todo el proceso se ha llevado a cabo, según el Catedrático de Anatomía Patológica, sin olvidar que dicha labor “debía tener una proyección universitaria”, que la docencia es su “primera finalidad”. “En lo que más generosos debamos ser, tal vez, sea en la investigación para la docencia”, ha aducido.

En este año se ha trabajado “sin facturar”, tal y como ha explicado el Director del IVP, para no empezar a hacerlo “hasta que el nivel de prestigio y aceptación garantizase que el proyecto no daba ningún paso en falso; el Instituto Valenciano de Patología es un compromiso serio de mejorar la sociedad a través de la investigación”.

Para este experto el siguiente paso de la inversión “debe basarse en la rentabilidad”. “Hemos de ser competitivos; a la UCV no le podemos pedir que sea una empresa financiadora. La inversión debe justificarse con investigadores que publiquen con un factor de impacto alto, que tengan proyectos y patentes. Los propios investigadores deberán generar la inversión. En cuanto a la parte asistencial, debe darse una facturación que justifique la inversión, por lo que nuestra productividad debe ser la adecuada para ello. En dos o tres años creo que nuestros proyectos serán lo suficientemente competitivos como para autofinanciarse”, ha afirmado.

PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN ONCOLÓGICA

En el presente, el IVP colabora y/o lidera cuatro proyectos de investigación. Se encuentra en curso  el proyecto ‘Linfomas de células B con delección en 11q(-)’, que parte de la tesis de que “el estudio de una delección y de una alteración molecular en determinados linfomas puede abrir el camino a nuevas pautas terapéuticas”, según ha afirmado el Director del IVP. Dicho estudio se realiza en colaboración con el Dr. Jaime Font de Mora, investigador en Oncología Traslacional del Hospital “La Fe”, de Valencia.

En el proyecto ‘Células madre y exosomas en carcinoma de mama’ los investigadores de la UCV aplican los conocimientos actuales acerca de las células madre y los exosomas como factor predictor de la posibilidad de metástasis del carcinoma de mama para encontrar “nuevos caminos terapéuticos”. Dicha investigación se ha planificado en colaboración con el el Dr. Carlos Camps y la Dra. Eloísa Jantus, del Hospital General Universitario; y con el Dr. José Manuel García Verdugo, Catedrático de Biología Celular.

Asimismo, se está diseñando un proyecto de investigación en genómica para la Comunitat Valenciana sobre pacientes con determinadas neoplasias hematológicas, en colaboración con el Centro de Investigación Príncipe Felipe; con el Dres. Miguel Ángel Sanz y José Miguel Cervera, del Hospital “La Fe”.

Finalmente, existe un proyecto sobre ependimomas y cilios, con el que colaboran la Dra. Laia Bernet, del Hospital de Xàtiva, el profesor Isidro Ferrer, Catedrático del Instituto de Neuropatología del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona) y el Catedrático de Biología la Universidad de Valencia, José Manuel García Verdugo..

El equipo que dirige el Dr. Forteza está formado por expertos “muy motivados y preparados”, en palabras de su director. El Secretario del mismo es el Dr. Francisco Javier Romero, Catedrático de Fisiología y Vicerrector de Investigación, Desarrollo e Innovación de la UCV; y la Project Manager es la Dra. Paz Marín. Los técnicos en Anatomía Patológica son Patricia García, Irene Borredá y Mayte Casado; los técnicos biólogos, la Dra. María Campos y Mario Soriano; y la responsable de la administración, Ángela Tecles.

INSTITUTO VALENCIANO DE PATOLOGÍA

La finalidad del Instituto Valenciano de Patología, creado en el seno de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica, es el diagnóstico dentro de un servicio personalizado al paciente, la enseñanza de la Anatomía Patológica y la promoción de la investigación traslacional en cáncer.

“Este Instituto es un paso adelante de la Universidad en su programa de Biomedicina y de formación clínica del estudiante, dado que se trata de un proyecto tanto asistencial como investigador. Desde el Instituto creemos que la promoción de la investigación es seguramente el mecanismo más seguro y pragmático para la mejora de la calidad de la docencia y de la labor asistencial”, ha afirmado el Dr. Forteza.

El Director del IVP ha asegurado que este nuevo proyecto se apoya en el concepto de “medicina personalizada”, que incorpora las técnicas de genética molecular al diagnóstico patológico. La hematopatología y la microscopía electrónica aplicada al diagnóstico son también dos peculiaridades del nuevo Instituto.

Entre las características más señaladas del IVP también están incluidas la priorización del estudio de casos diagnósticos que requieran una segunda opinión y aquellos de especial complejidad, subsidiarios de un completo panel metodológico para su estudio. Para ello, el Instituto dispondrá de las “más modernas herramientas diagnósticas, tanto morfológicas como moleculares”.

El laboratorio del IVP, sito en el campus de Valencia-San Carlos Borromeo, está dotado de las “más avanzadas” técnicas de histología, tinciones automatizadas, inmunofluorescencia, inmunohistoquímica y microscopía. Dispone también de herramientas informáticas que permiten la gestión del laboratorio y la trazabilidad de las muestras y tiene programada su dotación este mismo año del diagnóstico molecular y la telepatología.